Familias en Conflicto


.     El Centro Especializado de Intervención Familiar-Hogar Abierto, ha puesto en funcionamiento un programa de intervención para las familias que requieren un tratamiento específico por la agresividad que presentan los menores a su cargo.

familiasconflicto

.

.     El programa está dirigido a dar respuesta a las necesidades derivadas de menores con graves problemas de adaptación escolar, absentistas en sus respectivos centros educativos o cualquier otro tipo de problemática, en que las conductas conflictivas y disruptivas configuran la convivencia cotidiana, dejando sin recursos a las familias y los centros educativos para poder resolver esta situación.

.

.     Esta intervención combina tratamiento individualizado con sesiones educativas grupales, donde se trabaja con progenitores por un lado, con menores por otro y con la familia al completo cuando es adecuado.

 

.     Los talleres grupales para progenitores parten del presupuesto de que los padres disponen de los recursos psicológicos y materiales necesarios para atender a sus hijos. Es decir, que su problema esencial es la mala relación que han desarrollado con sus hijos debido a su desconocimiento en el manejo de niños difíciles y los errores que han ido acumulando en el tiempo, a pesar de su intento honesto por educarles bien. Esto significa que el taller no es apropiado para padres que presenten necesidades psicológicas relevantes (problemas emocionales, trastornos de personalidad o mentales, abuso de alcohol o drogas) o tengan dificultades materiales graves (desempleo crónico, falta de un hogar decente estable), a menos que tales necesidades se estén cubriendo o compensando por otros servicios.

 

Lo que se persigue con esta intervención es lo siguiente:

  • Ayudar a madres y padres a recuperar la figura de autoridad con sus hijos.
  • Eliminar mitos e ideas erróneas en cuanto a la educación.
  • Identificar la manipulación en los hijos y las respuestas reactivas de los padres.
  • Presentar la idea de la respuesta no violenta y la recuperación de la figura de ser padres
  • Aprender nuevas formas de responder ante una mala conducta.
  • Destacar la importancia de la elección en el hijo violento.
  • Aumentar la red de apoyo de las familias.
  • Introducir la idea de fortalecer el vínculo y los “gestos de reconciliación”.

Problemas de conducta. Conflictos familiares. Consumo de drogas. Violencia de género. Menores agresivos. Problemas familia